¿QUIÉN ES EMMA WILLARD?

Equilibrio, valores y excelencia académica

El nombre de la maestra Emma Willard no es muy difundido, sin embargo su trabajo y dedicación es una fuente de inspiración para nuestro personal que día a día trabajan en nuestra escuela.

Emma Willard fue una educadora Norteamericana nacida en 1787, quien luchó incansablemente por elevar la educación Femenina hasta un plano equiparable a la educación formal recibida por los hombres de esa época. Nació en la ciudad de Emma Hart en Connecticut, Estados Unidos de Norteamérica, y viviendo en una época de restricciones para las mujeres- la mayor parte de su educación fue autodidacta. En 1803, ingresó como maestra en la Academia femenina de Middlebury, Vermont llegando a ser directora durante el periodo de 1807 a 1809.

Posteriormente, la maestra Emma Willard estableció una escuela tipo internado para señoritas en Middlebury. Estando ahí y rechazando la costumbre que prevalecía en esos días referente a la educación femenina decidió incluir dentro del currículum de algunas materias que estaban reservadas solamente para escuelas de hombres, tales como matemáticas e historia.

Asímismo, en 1818 elaboró un plan de mejora para la educación femenina el cual proponía innovaciones que elevaban la calidad de educación de las mujeres de Norteamérica, posteriormente, en 1819 Emma Willard abrió el Seminario de Señoritas en Waterford, New York, la primer escuela en los Estados Unidos que ofrecía estudios universitarios para las mujeres. En 1821 fundó el Seminario Femenino de Troy (hoy denominado Escuela Emma Willard) en Troy, New York, el cual administró hasta 1838. Murió en 1870.

A través de la vida de esta educadora de talla universal, podemos mostrar a nuestros educandos cómo el rompimiento de esquemas, la autodeterminación, la persistencia y la búsqueda del beneficio comunitario pueden dar grandes resultados, cualidades que esperamos algún día puedan desarrollarse en ellos mismos.

Colegio Emma Willard

Emma Willard es un ejemplo de dedicación y lucha incansable
que nos muestra como la autodeterminación y persistencia es la clave de una educación de calidad.